COP 25 – Conferencia de las Partes: Cambio Climático

“La historia comenzó hace 5.000 años, cuando el ser humano empezó a escribir y a registrar los hechos que presenciaba en escritos. Desde entonces, la humanidad ha vivido numerosos cambios… Probablemente el cambio más importante de la historia fue la Revolución Industrial. Mejoró la vida de todos, tanto de los trabajadores como de los patrones, facilitando el trabajo de las personas mediante las máquinas. Los combustibles fósiles permitieron el desarrollo industrial, y la sociedad y los hábitos de vida cambiaron por completo. No había vuelta atrás, ya que nadie se atrevía a dejar de lado aquella nueva vida tan cómoda. La revolución aportó muchos beneficios, o eso es lo que creía la inocente sociedad de la época, si James Watt hubiese sabido el precio de esa comodidad, puede que nunca hubiese inventado la máquina de vapor en 1769.
La quema de los combustibles fósiles emite gases hacia la atmósfera: dióxido de carbono, vapor, metano, óxidos nitrosos… Dichos gases provocan lo que se conoce como efecto invernadero, es decir, aumenta la temperatura y calientan la superficie de nuestro planeta, provocando el cambio climático eso significa, aumenta de la temperatura media global, cambios en los niveles de precipitación, cambio en el nivel medio del mar, derretimiento de los glaciales, acidificación de los océanos, alteraciones en los ecosistemas, entre otras.
Varios estudios científicos afirman que la cantidad de CO2 de la atmósfera se sitúa actualmente un 33% por encima de la cantidad habida durante la mayor parte de la vida del planeta, y que la temperatura ha aumentado 0,9 grados centígrados en los últimos 100 años. La Antártida pierde 127.000 millones de toneladas de hielo al año, y eso ha provocado que el nivel de los océanos haya aumentado 3,3 milímetros cada año, es decir, 3 veces más rápido que en los últimos 25 años.
Se tienen que tomar medidas concretas y rápidas ya que la forma de mitigar este avance es, disminuir las emisiones de G.E.I. (Gases Efecto Invernadero), que genera cada país en el menor tiempo posible, buscando llegar a emisiones netas cero cuanto antes. Para ello se han realizado varias conferencias en distintos países. En Chile entre el 2 y 13 de diciembre del 2019, se realizará la vigesimoquinta versión de la Conferencia de las Partes de Cambio Climático (COP25). Esta instancia reúne a todos los gobiernos que ratificaron la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 1994, cuyo objetivo es lograr el compromiso de los Estados firmantes (o partes) para alcanzar la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera y para ello se debe reducir los G.E.I a un 45% en los próximos 10 años y a cero para el 2050 compromisos tomados en el Acuerdo de Paris. Con estas medidas se debería frenar el aumento de la temperatura media mundial en 2°C tomando como base la era pre- industrial.
Se requiere una fuerte acción de los países en reducción de emisiones, provocadas principalmente por la quema de combustibles fósiles como el petróleo, gas y carbón, así como por el cambio de uso de suelo y la influencia del sector silvoagropecuario.
La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establece criterios bajo los cuales, si un país cumple con uno de ellos, puede ser considerado vulnerable a los efectos del Cambio Climático. En nuestro país se puede identificar 7 de estos 9 criterios, es decir, Chile es un país extremadamente vulnerable a los efectos del cambio climático, ya que tiene zonas costeras bajas, zonas áridas y semiáridas, zonas con cobertura forestal y zonas expuestas al deterioro forestal, zonas expuestas a la sequía, y desertificación, zonas con alta contaminación atmosférica urbana, áreas susceptible a la deforestación o erosión, zonas propensas a los desastres naturales, con ecosistemas frágiles incluidos los ecosistemas montañosos, además de ser intensivo en el consumo de energía en su economía.

COMITÉ SUSTENTABILIDAD
COLEGIO CONCEPCIÓN