Saludo del Rector

Hoy, en el contexto social que los distintos actores de esta, nuestra Comunidad Educativa experimentamos – no sin menos protagonismo que en épocas anteriores – es propio convocar los conceptos ilustradores de quienes dieron vida a este Colegio; descrito como inclusivo, dinámico y respetuoso de la diversidad; en el bien entendido que su sustento valórico orientaba el facilitar dinámicas sociales que el Gran Concepción – de ayer y de hoy – deben observar y compartir para alcanzar aquella meta de armonía social, menester del proceso de formación de toda persona.

Proceso que se inicia y consolida con la formación del hogar o familia y que se apoya firmemente en las directrices que el Proyecto Educativo Institucional desarrolla en el tránsito de sus estudios hasta el momento de su egreso, el mismo que nos mueve a ocuparnos y vincularnos con ámbitos contingentes inmediatos y futuros, facilitando un enfoque axiológico-armónico. El rol protagónico a ejercer por nuestros jóvenes egresados en los espacios ciudadanos a los que se incorporan, aspirando más allá de la búsqueda permanente de respuestas a los cuestionamientos de la naturaleza y sociedad; traduciendo sus actuaciones en obras de equilibrio social que contribuyan a la formación ciudadana respetuosa y responsable; respondiendo al espíritu filosófico fundacional del Colegio.

Durante la vida escolar, nuestros estudiantes son testigos y protagonistas directos de los cambios a los cuales se somete la sociedad globalizada actual, que en contexto de directa relación con ellos se traduce en nuevas orientaciones del currículo nacional y variaciones en la oferta del espectro de Educación Superior. Motivo por el cual se les insta al ejercicio de tomar decisiones en materias educativas que se vinculen con su futuro vocacional, contando con el respaldo de sus familias; otro ejercicio, parte de su formación humanista, es el de administrar correctamente los tiempos, presente y futuros. Estas materias, propias de cada proyecto de vida, serán un significativo aporte al momento de enfrentar las nuevas etapas que inician.

Nuestro lema: “Invia Doctrina Nulla Est Via”, motiva al actuar constructivo de nuestros estudiantes centrando su atención en el desarrollo de la reflexión y del espíritu crítico; en el aprender a tomar decisiones y liderar corrientes de opinión que propongan soluciones o contribuyan a encontrarlas, participando así del acontecer futuro del país; en emprender proyectos innovadores, actuando en concordancia con los ejes articuladores que promueve: la formación valórica integral con énfasis en lo ético, un enfoque energético sustentable que vincule una sostenibilidad respetuosa del entorno natural y una orientación a la vida saludable capaz de combinar nutrición, deporte y salud. Actuar meritorio que tributa a la excelencia y logro de sus proyectos de vida.

 

 

Víctor Viveros Vidal

Rector

Colegio Concepción