Día de la Educadora de Párvulos

En Chile desde el año 1991, todos los 22 de noviembre se celebra el Día de la Educadora de Párvulos, para destacar su linda e importante labor en la educación y formación de nuestros niños y niñas.

Esta fecha fue elegida, dado que en 1944 se inauguró la primera escuela de Educación Parvularia de la Universidad de Chile, una acción histórica inspirada por Matilde Huici, profesora, abogada, pedagoga y cofundadora de la Asociación Española de Mujeres Universitarias, quien llegó a Chile exiliada de España; y apoyada por Amanda Labarca, una destacada profesora, escritora, feminista, embajadora y política chilena.

Desde 1992, el 22 de Noviembre se celebra en Chile el “Día de la Educación Parvularia y del Educador de Párvulos”. En un comienzo este día se llamaba solamente “Día de la educación parvularia”, pero en 1994 su nombre fue modificado, incluyendo también al (la) educador(a) de párvulos. Las razones para crear este día que se especifican en el decreto son:

– La necesidad de sensibilizar a la sociedad en general respecto del importante rol que desempeña la Educación Parvularia en la atención y formación integral de los menores de 0 a 6 años de edad.

– Crear una instancia de reconocimiento a la labor de los Educadores de Párvulos, cuyo quehacer se realiza en establecimientos parvularios y en otros tipo de instituciones.

– Dar a conocer al ciudadano común que comprende poco el quehacer y el impacto que éste produce en el desarrollo personal y social del niño, en una etapa crucial para su desarrollo total.

Es decir, no sólo busca reconocer la labor de los educadores, sino también difundir la importancia de la educación parvularia en la sociedad.

La educación parvularia y la formación de educadoras ya había comenzado en Chile desde principios de 1900, con la creación de jardines infantiles estatales y la escuela de maestras kindergarterinas dirigida por Leopoldina Maluschka, sin embargo, la creación de la escuela de Educadoras de la Universidad de Chile cobra relevancia ya que no sólo se preocupó de formar maestras, sino también de denunciar las condiciones de vida de la infancia y promover la instalación de jardines en el país. Además, impulso la creación de carreras similares en otras sedes y universidades del país.

Hoy en medio de tanta actividad hacemos un alto y celebramos específicamente a nuestras educadoras.

Agradecemos el trabajo realizado en cada aula, somos testigos del primer abrazo y de la importante labor que deja huella en la vida de las futuras generaciones.
Sabemos que su rol es el primer cimiento en la proyección educativa y socio emocional de nuestros estudiantes y de la comunidad Colegio Concepción.

¡Felicidades en su dia!