Chocolate literario

Cuando hablamos de lectura, debemos reflexionar y descubrir el verdadero sentido y utilidad de hacerlo. Una forma de conseguir que los alumnos se encanten con esta necesidad es el plan lector. Cada curso dispone de una cantidad determinada de libros que debe disfrutar durante un semestre.
En nuestro departamento, hace ya algunos años, se tomó la decisión de no evaluar con una calificación dicho proceso, sino formativamente, para lograr que los alumnos descubrieran el placer de leer y no la obligación de hacerlo.
Un ejemplo de la forma cómo evaluamos la lectura fue la actividad «Chocolate literario» efectuada el jueves 21 de junio en el sexto básico B. En esta ocasión los alumnos y alumnas de este curso conversaron ampliamente de los valores presentes en el texto, reflexionaron acerca del por qué es necesario leer, qué nos produce; y que hacerlo cambia nuestra visión de la vida… Todo lo anterior, se realizó acompañado de un chocolate tibio, que hizo más amena la conversación y la reflexión individual y grupal.